Transformación digital en el mantenimiento eléctrico industrial

¿Qué vas a encontrar en este artículo

  1. Importancia del mantenimiento eléctrico industrial
  2. Tipos de mantenimiento eléctrico: alta, media y baja tensión
  3. El mantenimiento eléctrico eficiente
  4. La transformación digital en el sector eléctrico

El sector industrial es el responsable de transformar la materia prima en productos finales. Para ello, necesita utilizar diferentes fuentes de energía. En la actualidad, la mayoría de las industrias utilizan la electricidad para realizar sus procesos internos. Por tanto, cualquier fallo en las instalaciones eléctricas supone la interrupción de la producción, algo que tiene consecuencias muy negativas. 

Aquí es donde entra en juego el mantenimiento eléctrico industrial, ya que su objetivo es asegurar el correcto funcionamiento de sistemas, maquinaria e instalaciones eléctricas en una organización de producción.

Importancia del mantenimiento eléctrico industrial

Los beneficios del mantenimiento eléctrico industrial son muchos entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Disminuir las pérdidas por paradas de producción
  • Evaluar y mantener todos los equipos en óptimas condiciones.
  • Prevenir accidentes y mejorar la seguridad de los trabajadores
  • Aumentar la vida útil de los equipos
  • Mejorar la calidad de la actividad industrial
  • Mejorar la satisfacción del cliente

Nueva llamada a la acción

Tipos de mantenimiento eléctrico: alta, media y baja presión

Los procesos industriales son complejos y en ellos intervienen numerosos equipos, instalaciones y empleados. El mantenimiento eléctrico de una industria supone no descuidar ningún componente esencial para la producción. Pensemos que la identificación y solución temprana de problemas puede suponer un ahorro de hasta un 40% en los costes de mantenimiento. 

Específicamente el mantenimiento eléctrico en la industria debe ser de alta, media y baja tensión. ¿Pero en qué consiste cada uno de ellos?

Mantenimiento eléctrico industrial de alta tensión

Este tipo de mantenimiento se realiza especialmente en la industria energética. Los sistemas eléctricos de alta tensión son aquellos que superan los 36 KV hasta la generación de energía. Después, esta se transforma en voltajes elevados para ser transmitida a través de líneas de alta tensión desde los transformadores hasta las subestaciones. 

Para que este proceso se lleve a cabo correctamente se necesita el mantenimiento programado de todos los elementos y equipos: generadores, transformadores, líneas de transmisión, etc.

Mantenimiento eléctrico industrial de media tensión

Las instalaciones eléctricas de media tensión se encuentran entre los 36 KV y 13.8 KV y son aquellas que se encargan de la distribución de la electricidad y su transformación. Este mantenimiento consiste en verificar la operatividad sin fallas a lo largo de los circuitos en media tensión para comprobar que el sistema esté operando a la capacidad con la que fue diseñado. Por tanto se realizan tareas de diagnóstico de las puestas a tierra, cambio de refrigerante, aislamientos…

Mantenimiento eléctrico de baja tensión

En el sistema eléctrico, se denomina baja tensión a todas aquellas instalaciones inferiores a los 13.8 KV que alimentan de forma directa la mayor parte de equipos de producción. Para llevar a cabo el mantenimiento de este sistema es necesario verificar el estado de elementos como interruptores, tuberías, cableado o lámparas, entre otros.

El mantenimiento eléctrico eficiente

Pero el consumo de energía no solo se ve afectado por factores controlables como los anteriores. Existen una serie de factores externos que no pueden ser controlados directamente. Estos pueden ser ambientales, tecnológicos, sociales, económicos, etc. Si bien las personas y empresas están sujetas a su impacto, se pueden desarrollar planes estratégicos para reducir sus efectos.

En la actualidad, estamos asistiendo a un claro ejemplo de cómo una variable externa puede tener consecuencias directas en la eficiencia energética. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha puesto en peligro el suministro de gas mundial. Esta incertidumbre afecta a las operaciones de todos los sectores de la economía e incluso a los hogares de la población.

La transformación digital en el sector eléctrico

La actual necesidad de luchar contra el cambio climático está llevando a un proceso de descarbonización de la economía y a que la electricidad se convierta en el principal vector energético. Junto a esta electrificación progresiva, y para garantizar la sostenibilidad de nuestro modelo socioeconómico, estamos inmersos en un proceso de racionalización en el uso de la energía. 

Todo esto está transformando nuestro sistema económico en general, y especialmente, el de los procesos productivos e industriales. Sobre todo en una época como la actual en la que la guerra de Ucrania ha producido una crisis energética mundial. 

Estamos inmersos en un proceso de racionalización en el uso de la energía que conlleva el desarrollo de nuevos sistemas que permiten realizar un “mantenimiento inteligente” a través de técnicas de analítica avanzada. Para conseguir un mantenimiento inteligente para empresas de energía es necesario que este se adapte a las necesidades de cada empresa y a las características del equipamiento instalado en ella.

Para que las empresas consigan la eficiencia energética, deben incorporar la transformación digital a sus procesos. Nuestra sociedad está cambiando gracias a la interconexión global proporcionada por internet y las telecomunicaciones. Esto afecta a las operaciones, los modelos de negocio y las formas de trabajar que recurren cada vez más a los datos para añadir más valor.

Con el uso de las herramientas tecnológicas adecuadas como nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente pueden realizarse predicciones precisas para adelantarse a fallos. Nuestra plataforma integra todos los beneficios del IoT y del Big Data para que realices tus operaciones de forma eficiente, segura y sostenible. 

Las industrias no pueden parar bajo ninguna circunstancia, ya que cualquier tiempo de inactividad supone pérdidas enormes. Cuando se trata de grandes instalaciones y maquinaria, es fundamental invertir en equipos profesionales cualificados y prácticas de mantenimiento regulares. Tener un plan de mantenimiento eléctrico eficaz es esencial para mantener tu línea de producción rentable y dentro de los estándares de calidad. 

Crear tu plan de mantenimiento nunca fue tan fácil, con nuestro software de gestión de mantenimiento, Fracttal One, puedes programar tus operaciones de mantenimiento, gestionar tus activos disponibles, controlar las operaciones programadas, analizar las actividades en tiempo real y mucho más. Esto es Mantenimiento 5.0.

arrow_back

Transformación digital en el mantenimiento eléctrico industrial

¿Qué vas a encontrar en este artículo

  1. Importancia del mantenimiento eléctrico industrial
  2. Tipos de mantenimiento eléctrico: alta, media y baja tensión
  3. El mantenimiento eléctrico eficiente
  4. La transformación digital en el sector eléctrico

El sector industrial es el responsable de transformar la materia prima en productos finales. Para ello, necesita utilizar diferentes fuentes de energía. En la actualidad, la mayoría de las industrias utilizan la electricidad para realizar sus procesos internos. Por tanto, cualquier fallo en las instalaciones eléctricas supone la interrupción de la producción, algo que tiene consecuencias muy negativas. 

Aquí es donde entra en juego el mantenimiento eléctrico industrial, ya que su objetivo es asegurar el correcto funcionamiento de sistemas, maquinaria e instalaciones eléctricas en una organización de producción.

Importancia del mantenimiento eléctrico industrial

Los beneficios del mantenimiento eléctrico industrial son muchos entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Disminuir las pérdidas por paradas de producción
  • Evaluar y mantener todos los equipos en óptimas condiciones.
  • Prevenir accidentes y mejorar la seguridad de los trabajadores
  • Aumentar la vida útil de los equipos
  • Mejorar la calidad de la actividad industrial
  • Mejorar la satisfacción del cliente

Nueva llamada a la acción

Tipos de mantenimiento eléctrico: alta, media y baja presión

Los procesos industriales son complejos y en ellos intervienen numerosos equipos, instalaciones y empleados. El mantenimiento eléctrico de una industria supone no descuidar ningún componente esencial para la producción. Pensemos que la identificación y solución temprana de problemas puede suponer un ahorro de hasta un 40% en los costes de mantenimiento. 

Específicamente el mantenimiento eléctrico en la industria debe ser de alta, media y baja tensión. ¿Pero en qué consiste cada uno de ellos?

Mantenimiento eléctrico industrial de alta tensión

Este tipo de mantenimiento se realiza especialmente en la industria energética. Los sistemas eléctricos de alta tensión son aquellos que superan los 36 KV hasta la generación de energía. Después, esta se transforma en voltajes elevados para ser transmitida a través de líneas de alta tensión desde los transformadores hasta las subestaciones. 

Para que este proceso se lleve a cabo correctamente se necesita el mantenimiento programado de todos los elementos y equipos: generadores, transformadores, líneas de transmisión, etc.

Mantenimiento eléctrico industrial de media tensión

Las instalaciones eléctricas de media tensión se encuentran entre los 36 KV y 13.8 KV y son aquellas que se encargan de la distribución de la electricidad y su transformación. Este mantenimiento consiste en verificar la operatividad sin fallas a lo largo de los circuitos en media tensión para comprobar que el sistema esté operando a la capacidad con la que fue diseñado. Por tanto se realizan tareas de diagnóstico de las puestas a tierra, cambio de refrigerante, aislamientos…

Mantenimiento eléctrico de baja tensión

En el sistema eléctrico, se denomina baja tensión a todas aquellas instalaciones inferiores a los 13.8 KV que alimentan de forma directa la mayor parte de equipos de producción. Para llevar a cabo el mantenimiento de este sistema es necesario verificar el estado de elementos como interruptores, tuberías, cableado o lámparas, entre otros.

El mantenimiento eléctrico eficiente

Pero el consumo de energía no solo se ve afectado por factores controlables como los anteriores. Existen una serie de factores externos que no pueden ser controlados directamente. Estos pueden ser ambientales, tecnológicos, sociales, económicos, etc. Si bien las personas y empresas están sujetas a su impacto, se pueden desarrollar planes estratégicos para reducir sus efectos.

En la actualidad, estamos asistiendo a un claro ejemplo de cómo una variable externa puede tener consecuencias directas en la eficiencia energética. El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania ha puesto en peligro el suministro de gas mundial. Esta incertidumbre afecta a las operaciones de todos los sectores de la economía e incluso a los hogares de la población.

La transformación digital en el sector eléctrico

La actual necesidad de luchar contra el cambio climático está llevando a un proceso de descarbonización de la economía y a que la electricidad se convierta en el principal vector energético. Junto a esta electrificación progresiva, y para garantizar la sostenibilidad de nuestro modelo socioeconómico, estamos inmersos en un proceso de racionalización en el uso de la energía. 

Todo esto está transformando nuestro sistema económico en general, y especialmente, el de los procesos productivos e industriales. Sobre todo en una época como la actual en la que la guerra de Ucrania ha producido una crisis energética mundial. 

Estamos inmersos en un proceso de racionalización en el uso de la energía que conlleva el desarrollo de nuevos sistemas que permiten realizar un “mantenimiento inteligente” a través de técnicas de analítica avanzada. Para conseguir un mantenimiento inteligente para empresas de energía es necesario que este se adapte a las necesidades de cada empresa y a las características del equipamiento instalado en ella.

Para que las empresas consigan la eficiencia energética, deben incorporar la transformación digital a sus procesos. Nuestra sociedad está cambiando gracias a la interconexión global proporcionada por internet y las telecomunicaciones. Esto afecta a las operaciones, los modelos de negocio y las formas de trabajar que recurren cada vez más a los datos para añadir más valor.

Con el uso de las herramientas tecnológicas adecuadas como nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente pueden realizarse predicciones precisas para adelantarse a fallos. Nuestra plataforma integra todos los beneficios del IoT y del Big Data para que realices tus operaciones de forma eficiente, segura y sostenible. 

Las industrias no pueden parar bajo ninguna circunstancia, ya que cualquier tiempo de inactividad supone pérdidas enormes. Cuando se trata de grandes instalaciones y maquinaria, es fundamental invertir en equipos profesionales cualificados y prácticas de mantenimiento regulares. Tener un plan de mantenimiento eléctrico eficaz es esencial para mantener tu línea de producción rentable y dentro de los estándares de calidad. 

Crear tu plan de mantenimiento nunca fue tan fácil, con nuestro software de gestión de mantenimiento, Fracttal One, puedes programar tus operaciones de mantenimiento, gestionar tus activos disponibles, controlar las operaciones programadas, analizar las actividades en tiempo real y mucho más. Esto es Mantenimiento 5.0.