Mantenimiento preventivo: una descripción de esta estrategia

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. ¿Cómo funciona el mantenimiento preventivo?
  2. Tipos de mantenimiento preventivo
  3. La práctica del mantenimiento preventivo
  4. Los beneficios del mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es una estrategia de planificación anticipada para evitar fallas y roturas a través de la reparación anticipada y el reemplazo de piezas.

Para ello, se utilizan diferentes procesos prácticos de planificación basados en el análisis de datos e información recogida previamente.  

¿Cómo funciona el mantenimiento preventivo? 

Consiste en implementar un plan basado en una combinación de técnicas, datos históricos y criterios previos para adelantarse y prevenir fallas catastróficas o, al menos, garantizar que se pueden tomar medidas en el momento preciso cuando se produce un problema para el funcionamiento de la empresa y no dejar la solución al azar.

Las verificaciones programadas, un modelo de actualización confiable, el mantenimiento y reemplazo de piezas y el monitoreo continuo combinado con el machine learning y el análisis avanzado de datos operativos juegan un papel fundamental en las estrategias de mantenimiento preventivo.  

 Este tipo de estrategia mejora a medida que avanzamos hacia el futuro. Tecnologías como la IA y el IoT han introducido grandes mejoras en el mantenimiento preventivo. Con estos sistemas que aprenden, mejoran y se hacen más precisos cuanto más tiempo se ejecutan, se puede predecir cómo la actividad de tu empresa mejorará con el tiempo y, así, ahorrarás más tiempo y dinero cuanto más tiempo los utilizas.

Además, los costes de funcionamiento de estos sistemas han disminuido significativamente en las últimas décadas y la tecnología informática ahora es muy asequible y fácil de implementar en grandes empresas, varias instalaciones e, incluso, en diferentes continentes. 

Tipos de mantenimiento preventivo  

Echemos un vistazo a los tipos de mantenimientos preventivos más comunes que actualmente se implementan de manera efectiva en muchas empresas de todo el mundo. 

Mantenimiento preventivo basado en el uso 

Esta práctica analiza el uso real y previsto de un activo. Utilizando datos históricos, se puede calcular la vida útil de una pieza que necesita ser reemplazada o cada cuanto es necesario hacer revisiones o verificaciones en función del tiempo que la pieza está en uso. También pueden tenerse en cuenta otros factores como el nivel en el que se ejecuta una máquina.

Por ejemplo, una pieza puede durar una determinada cantidad de tiempo dependiendo del modo en que se ejecuta una máquina. Además, los factores ambientales pueden afectar a los cálculos del mantenimiento preventivo basados en el uso. Es evidente que una pieza que está al aire libre, cerca del aire salado del mar, probablemente necesita un mantenimiento más regular que si se utiliza en una zona interior con un ambiente estéril.  

Mantenimiento preventivo basado en un calendario/tiempo 

El uso de un sistema de mantenimiento preventivo basado en un calendario o tiempo es fácil, pero requiere de cierto nivel de análisis para obtener los plazos correctos. Este tipo de mantenimiento gira en torno a controles y procedimientos que se realizan a intervalos regulares.

Cuando se acerca la fecha, se avisa al personal para que realice el mantenimiento, lo que permite obtener las piezas o materiales necesarios con mucha antelación. Con la combinación de conocimientos previos y técnicas de aprendizaje automático se pueden crear avisos programados para cubrir muchos aspectos de la planificación de mantenimiento de tu negocio.  

Mantenimientos prescriptivo  

El mantenimientos prescriptivo lleva el proceso a un nivel más avanzado, ya que no solo predice cuándo una pieza puede fallar o necesitar de mantenimiento, sino que evalúa una amplia gama de variables para determinar las diferentes circunstancias que pueden causar las fallas, la probabilidad de que estas se produzcan y cómo mitigarlas.  

La práctica del mantenimiento preventivo 

La idea de «más vale prevenir que curar» viene perfectamente al caso. Así, se utiliza el análisis de datos; el conocimiento de los sistemas y sus piezas; la creación de listas de variables que pueden producir el desgaste de las piezas, o el estudio de la necesidad de mantenimiento para predecir el periodo de tiempo necesario y detectar estos eventos antes de que se conviertan en un problema. Todo esto sirve para garantizar la seguridad y reducir el tiempo de indisponibilidad sin la necesidad de realizar procedimientos innecesarios de mantenimiento o reemplazo de piezas. 

Los beneficios del mantenimiento preventivo 

Este tipo de mantenimiento ofrece unos beneficios especiales y, por supuesto, puede usarse junto con otros tipos de sistemas de mantenimiento. Algunos de los principales beneficios del mantenimiento preventivo son: 

Vida útil de los activos 

Cuidar de los activos alarga su vida útil. Las maquinarias y equipos pueden ser muy caros, por lo que un mantenimiento apropiado garantiza que tu inversión dure el mayor tiempo posible. Con el conocimiento que ofrece la información y un buen sistema para establecer el momento adecuado de las revisiones y reparaciones, puede asegurarse que se cumplan de forma oportuna todos los procedimientos correctos para solucionar los problemas de mantenimiento. Esto garantiza que pueda tomarse cualquier medida necesaria para cumplir con todos los criterios de garantía. 

Reducción del mantenimiento 

Programar los procedimientos y tener una idea clara de las tareas futuras de mantenimiento reduce la cantidad de mantenimiento necesario y los problemas que pueden surgir. La adquisición de piezas de repuesto se puede planificar con mucha antelación y, por tanto, no es necesario hacer compras de último momento, lo que permite tener tiempo para conseguir buenas ofertas.  

Productividad 

El mantenimiento preventivo genera un sistema altamente organizado donde las reparaciones, inspecciones y el mantenimiento regular están bien programados y bajo control. Este nivel de organización asegura altos niveles de productividad en toda la organización. El personal de mantenimiento sabrá con antecedencia qué necesitan hacer y cuándo, y los empleados que utilicen el equipo seguirán siendo productivos, ya que el mantenimiento estará programado para periodos de menos actividad o cuando el personal no esté trabajando.  

Reducción del tiempo de indisponibilidad 

Garantizar el mantenimiento correcto del equipo a través de la programación de inspecciones y reparaciones reduce la cantidad de averías no planificadas y, por tanto, el tiempo de indisponibilidad. Cuando las situaciones de indisponibilidad sean probables, una intervención temprana y reparaciones menores pueden evitar que se desarrolle un problema más grave o si se requiere un proceso de mantenimiento mayor, se puede programar para que se realice fuera del horario de trabajo con el objetivo de que no interfiera en la actividad de la empresa. 

El mantenimiento preventivo es un sistema popular porque mejora la confiabilidad y seguridad. Ayuda a organizar los procedimientos de mantenimiento a través de un proceso de comprensión y predicción de todos los aspectos de la actividad de la empresa. Con un buen sistema, nada se olvida ni se deja al azar. Ya no depende de una sola persona recordar que la máquina X debe lubricarse cada 50 días o que la pieza Y debe reemplazarse en marzo.

Esta información vital, que normalmente solo estaba en la cabeza de los responsables del mantenimiento, ahora puede integrarse dentro de un sistema de mantenimiento y utilizarse para el beneficio futuro de las empresas. 

¿Quieres conocer más de Fracttal One y de nuestra PMI? Conoce todo lo que nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente puede hacer por ti.

arrow_back

Mantenimiento preventivo: una descripción de esta estrategia

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. ¿Cómo funciona el mantenimiento preventivo?
  2. Tipos de mantenimiento preventivo
  3. La práctica del mantenimiento preventivo
  4. Los beneficios del mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo es una estrategia de planificación anticipada para evitar fallas y roturas a través de la reparación anticipada y el reemplazo de piezas.

Para ello, se utilizan diferentes procesos prácticos de planificación basados en el análisis de datos e información recogida previamente.  

¿Cómo funciona el mantenimiento preventivo? 

Consiste en implementar un plan basado en una combinación de técnicas, datos históricos y criterios previos para adelantarse y prevenir fallas catastróficas o, al menos, garantizar que se pueden tomar medidas en el momento preciso cuando se produce un problema para el funcionamiento de la empresa y no dejar la solución al azar.

Las verificaciones programadas, un modelo de actualización confiable, el mantenimiento y reemplazo de piezas y el monitoreo continuo combinado con el machine learning y el análisis avanzado de datos operativos juegan un papel fundamental en las estrategias de mantenimiento preventivo.  

 Este tipo de estrategia mejora a medida que avanzamos hacia el futuro. Tecnologías como la IA y el IoT han introducido grandes mejoras en el mantenimiento preventivo. Con estos sistemas que aprenden, mejoran y se hacen más precisos cuanto más tiempo se ejecutan, se puede predecir cómo la actividad de tu empresa mejorará con el tiempo y, así, ahorrarás más tiempo y dinero cuanto más tiempo los utilizas.

Además, los costes de funcionamiento de estos sistemas han disminuido significativamente en las últimas décadas y la tecnología informática ahora es muy asequible y fácil de implementar en grandes empresas, varias instalaciones e, incluso, en diferentes continentes. 

Tipos de mantenimiento preventivo  

Echemos un vistazo a los tipos de mantenimientos preventivos más comunes que actualmente se implementan de manera efectiva en muchas empresas de todo el mundo. 

Mantenimiento preventivo basado en el uso 

Esta práctica analiza el uso real y previsto de un activo. Utilizando datos históricos, se puede calcular la vida útil de una pieza que necesita ser reemplazada o cada cuanto es necesario hacer revisiones o verificaciones en función del tiempo que la pieza está en uso. También pueden tenerse en cuenta otros factores como el nivel en el que se ejecuta una máquina.

Por ejemplo, una pieza puede durar una determinada cantidad de tiempo dependiendo del modo en que se ejecuta una máquina. Además, los factores ambientales pueden afectar a los cálculos del mantenimiento preventivo basados en el uso. Es evidente que una pieza que está al aire libre, cerca del aire salado del mar, probablemente necesita un mantenimiento más regular que si se utiliza en una zona interior con un ambiente estéril.  

Mantenimiento preventivo basado en un calendario/tiempo 

El uso de un sistema de mantenimiento preventivo basado en un calendario o tiempo es fácil, pero requiere de cierto nivel de análisis para obtener los plazos correctos. Este tipo de mantenimiento gira en torno a controles y procedimientos que se realizan a intervalos regulares.

Cuando se acerca la fecha, se avisa al personal para que realice el mantenimiento, lo que permite obtener las piezas o materiales necesarios con mucha antelación. Con la combinación de conocimientos previos y técnicas de aprendizaje automático se pueden crear avisos programados para cubrir muchos aspectos de la planificación de mantenimiento de tu negocio.  

Mantenimientos prescriptivo  

El mantenimientos prescriptivo lleva el proceso a un nivel más avanzado, ya que no solo predice cuándo una pieza puede fallar o necesitar de mantenimiento, sino que evalúa una amplia gama de variables para determinar las diferentes circunstancias que pueden causar las fallas, la probabilidad de que estas se produzcan y cómo mitigarlas.  

La práctica del mantenimiento preventivo 

La idea de «más vale prevenir que curar» viene perfectamente al caso. Así, se utiliza el análisis de datos; el conocimiento de los sistemas y sus piezas; la creación de listas de variables que pueden producir el desgaste de las piezas, o el estudio de la necesidad de mantenimiento para predecir el periodo de tiempo necesario y detectar estos eventos antes de que se conviertan en un problema. Todo esto sirve para garantizar la seguridad y reducir el tiempo de indisponibilidad sin la necesidad de realizar procedimientos innecesarios de mantenimiento o reemplazo de piezas. 

Los beneficios del mantenimiento preventivo 

Este tipo de mantenimiento ofrece unos beneficios especiales y, por supuesto, puede usarse junto con otros tipos de sistemas de mantenimiento. Algunos de los principales beneficios del mantenimiento preventivo son: 

Vida útil de los activos 

Cuidar de los activos alarga su vida útil. Las maquinarias y equipos pueden ser muy caros, por lo que un mantenimiento apropiado garantiza que tu inversión dure el mayor tiempo posible. Con el conocimiento que ofrece la información y un buen sistema para establecer el momento adecuado de las revisiones y reparaciones, puede asegurarse que se cumplan de forma oportuna todos los procedimientos correctos para solucionar los problemas de mantenimiento. Esto garantiza que pueda tomarse cualquier medida necesaria para cumplir con todos los criterios de garantía. 

Reducción del mantenimiento 

Programar los procedimientos y tener una idea clara de las tareas futuras de mantenimiento reduce la cantidad de mantenimiento necesario y los problemas que pueden surgir. La adquisición de piezas de repuesto se puede planificar con mucha antelación y, por tanto, no es necesario hacer compras de último momento, lo que permite tener tiempo para conseguir buenas ofertas.  

Productividad 

El mantenimiento preventivo genera un sistema altamente organizado donde las reparaciones, inspecciones y el mantenimiento regular están bien programados y bajo control. Este nivel de organización asegura altos niveles de productividad en toda la organización. El personal de mantenimiento sabrá con antecedencia qué necesitan hacer y cuándo, y los empleados que utilicen el equipo seguirán siendo productivos, ya que el mantenimiento estará programado para periodos de menos actividad o cuando el personal no esté trabajando.  

Reducción del tiempo de indisponibilidad 

Garantizar el mantenimiento correcto del equipo a través de la programación de inspecciones y reparaciones reduce la cantidad de averías no planificadas y, por tanto, el tiempo de indisponibilidad. Cuando las situaciones de indisponibilidad sean probables, una intervención temprana y reparaciones menores pueden evitar que se desarrolle un problema más grave o si se requiere un proceso de mantenimiento mayor, se puede programar para que se realice fuera del horario de trabajo con el objetivo de que no interfiera en la actividad de la empresa. 

El mantenimiento preventivo es un sistema popular porque mejora la confiabilidad y seguridad. Ayuda a organizar los procedimientos de mantenimiento a través de un proceso de comprensión y predicción de todos los aspectos de la actividad de la empresa. Con un buen sistema, nada se olvida ni se deja al azar. Ya no depende de una sola persona recordar que la máquina X debe lubricarse cada 50 días o que la pieza Y debe reemplazarse en marzo.

Esta información vital, que normalmente solo estaba en la cabeza de los responsables del mantenimiento, ahora puede integrarse dentro de un sistema de mantenimiento y utilizarse para el beneficio futuro de las empresas. 

¿Quieres conocer más de Fracttal One y de nuestra PMI? Conoce todo lo que nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente puede hacer por ti.