5 consejos para reducir el downtime en la industria manufacturera

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. Tipos de mantenimiento industrial
  2. ¿Qué es el downtime y cuáles son sus causas?
  3. 5 formas de reducir el downtime en la industria manufacturera

El downtime puede parecer inevitable y cuando sucede, puede causar problemas masivos, afectar a la producción y provocar mucho estrés. Sin embargo, el downtime no tiene por qué ser un problema si implementas algunas estrategias para mantenerlo al mínimo y lo programas para que se produzca en el momento que más te convenga. Continúa leyendo para descubrir cómo reducir el downtime en tu empresa.  

Tipos de mantenimiento industrial

Independientemente de que tengas un plan formal implementado, o no, el mantenimiento en un ambiente de manufacturación es inevitable. Las estrategias de mantenimiento industrial generalmente se incluyen en alguna de las siguientes categorías.

Mantenimiento correctivo

Se trata de la forma más simple de mantenimiento, ya que requiere poca gestión de mantenimiento. Cuando algo se estropea o se informa del fallo de una pieza del equipo, simplemente se repara. En un mundo ideal, el mantenimiento correctivo siempre se evitaría con un buen sistema de mantenimiento preventivo, sin embargo, en el mundo real, el mantenimiento correctivo todavía es necesario, ya que es muy difícil predecir todas las eventualidades que pueden causar un fallo. 

Mantenimiento preventivo 

El mantenimiento preventivo implica implementar planes para evitar que se produzcan problemas. Por ejemplo, programar la lubricación de una máquina, conocer la vida útil de las piezas para estimar el tiempo de caducidad o, simplemente, reemplazar todas las bombillas de las instalaciones de forma regular. Si utilizas técnicas de mantenimiento preventivo, puedes evitar fallos inesperados que pueden suceder en los momentos más inoportunos, causando downtime y situaciones potencialmente peligrosas. 

Mantenimiento basado en condición 

El mantenimiento basado en condición requiere la supervisión del equipamiento para garantizar que todo funciona dentro de los parámetros correctos. Antiguamente, esta podía ser una tarea que requería mucho tiempo y que implicaba verificar físicamente toda la maquinaria para monitorear la temperatura, los niveles de vibración, etc.

Sin embargo, actualmente, los sensores inteligentes de los dispositivos IoT pueden transmitir estos datos para ser analizados en tiempo real y avisar de cualquier cosa que esté fuera de lo normal y requiera de mayor atención. Es un sistema especialmente útil cuando un fallo puede causar un riesgo severo, como un calor extremo que pueda producir una explosión. Cuando un sistema inteligente encuentra un problema, suena la alarma y se apaga la máquina automáticamente.  

Mantenimiento predictivo 

El mantenimiento predictivo es un paso más allá, ya que utiliza los datos procedentes de diferentes fuentes para hacer predicciones precisas sobre el mantenimiento y la gestión de activos. Cuantos más datos, mejores son los pronósticos, por lo que la combinación de diferentes fuentes es lo más beneficioso. Pueden ser datos procedentes de sensores inteligentes de IoT, datos históricos relacionados con maquinarias y otros activos, así como datos de los fabricantes u otras fuentes externas.

Para realizar el mantenimiento predictivo de un proceso de fabricación, se introducen todos estos datos en Predictto, un sistema informático que utiliza la inteligencia artificial y el aprendizaje automático de forma experta para crear una Plataforma Inteligente de Mantenimiento que ofrece un acceso fácil e intuitivo a diferentes informes que pueden transformar tus rutinas de mantenimiento.

Apúntate al congreso Héroes del Mantenimiento

¿Qué es el downtime y cuáles son sus causas?

El downtime se traduce como «tiempo de inactividad» y consiste en cualquier momento en el que el proceso de producción de una empresa se detiene. Puede ser un downtime planeado, como programar que una línea de producción se detenga para realizar una reparación o actualización, o un downtime no planificado causado por diversos factores como un corte de energía, un fallo de maquinaria o, incluso, un desastre natural. 

Cualquier tipo de downtime puede tener resultados desastrosos. Evidentemente, cada minuto que tu empresa no está funcionando te cuesta dinero. Los miembros de tu personal están parados sin hacer nada y es probable que no cumplas con los plazos estipulados. Esto no ayudará a tu reputación. Tus clientes pueden dejar de confiar en ti y buscar a otra empresa entre tu competencia. 

El downtime no planificado puede producirse por diferentes circunstancias y puede ser difícil de mitigar por diversos motivos. La causa más común de downtime es el error humano. Algo tan simple como el corte accidental de energía en una máquina o utilizar una pieza del equipo de forma incorrecta pueden producir downtime.

También puede deberse a un fallo del propio sistema. Por ejemplo, una máquina puede tener una pieza defectuosa o el sistema de software puede tener fallos o estar configurado incorrectamente. Además, la empresa puede paralizarse por un ataque cibernético, un corte de energía, una inundación o un incendio.   

Tipos de downtime

Cuanto más analices de cerca el impacto del downtime, más consecuencias descubrirás. Los efectos tangibles son aquellos que son evidentes. Cuando una línea de producción se detiene, no se está fabricando nada y, por lo tanto, hay una pérdida de ingresos. Aunque el personal no trabaje, continuará cobrando su sueldo.

Si tu empresa utiliza materiales perecederos, como productos alimenticios de corta duración, seguramente se producirá un gran desperdicio. Por otro lado, el downtime también produce costes intangibles como el impacto en tu reputación, el efecto negativo en la moral de tus empleados y el aumento de los niveles de estrés de cualquier persona relacionada con tu empresa.  

5 formas de reducir el downtime en la industria manufacturera

Evidentemente, el downtime tiene un importante efecto negativo en cualquier actividad de manufacturación, así que echemos un vistazo a algunas de las formas en que puedes reducirlo.

Asegúrate de que tu personal está bien capacitado 

El error humano es una de las principales causas de downtime. En muchas de las grandes empresas de manufacturación, trabajan miles de personas y solo es necesario que uno de estos empleados cometa un error para que la actividad pueda paralizarse.

La clave para evitarlo es una capacitación completa, regular y de calidad. Las evaluaciones del personal pueden ser muy beneficiosas, ya que ofrecen la oportunidad de que los trabajadores hablen abiertamente sobre cualquier inquietud que tengan relacionada con su capacitación o con los sistemas de mantenimiento, lo que puede generar información relevante.

Utiliza un buen sistema de mantenimiento preventivo

Utilizar un sistema avanzado de gestión de mantenimiento preventivo capaz de predecir con precisión y anticipación los problemas de mantenimiento puede marcar la diferencia. Si puedes adelantarte a un fallo, puedes prepararte antes de que se produzca o incluso prevenirlo. Elige un sistema conocido y que sea utilizado por grandes corporaciones alrededor del mundo. Si eliges Predictto, puedes estar seguro de que has tomado la mejor decisión, ya que utiliza la tecnología más avanzada de inteligencia artificial y aprendizaje automático para ofrecer la información más importante y precisa posible.   

Respeta tu programa de mantenimiento

Tener un plan para las tareas regulares de mantenimiento es una buena idea, pero, además, tienes que cumplirlo estrictamente. Desviarse del camino y utilizar atajos puede llevar al fracaso y nadie sabrá el porqué, ya que el plan parecía muy sólido. Los planes y horarios deben ser claros y el personal que realiza el mantenimiento debe estar bien informado sobre sus obligaciones. El trabajo debe revisarse y verificarse para que no se olvide nada ni haya descuidos. 

Utiliza dispositivos IoT de monitoreo 

Puedes obtener una gran cantidad de información adicional si utilizas dispositivos IoT que introducen sensores dentro de la propia máquina para monitorear factores como la temperatura, la vibración, el nivel de flujo y mucho más. Si se supervisan estos datos a lo largo del tiempo, puede establecerse un rango de operación normal para detectar cualquier fluctuación.

Así, se señala instantáneamente cualquier cambio repentino fuera de los niveles normales. Además, puede controlarse cualquier cambio a más largo plazo, como el desgaste de una pieza, y utilizar esta información para el mantenimiento preventivo.

Programa el downtime en el momento oportuno 

En ocasiones, pueden producirse momentos en que es absolutamente necesario cerrar la línea de producción: reparaciones, actualizaciones o cualquier tipo de producción de mantenimiento regular.  Puede ser sencillo programar el downtime para que se produzca por la noche o los fines de semana. Sin embargo, muchas empresas de manufacturación operan 24 horas al día, por lo que programar el tiempo de downtime puede ser más complejo.

En este caso, pueden utilizarse los datos sobre los niveles de producción y los plazos de los pedidos para establecer el periodo de inactividad en el momento más adecuado y con menos impacto. 

No se seleccionó un video

Selecciona un tipo de video en la barra lateral.

arrow_back

5 consejos para reducir el downtime en la industria manufacturera

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. Tipos de mantenimiento industrial
  2. ¿Qué es el downtime y cuáles son sus causas?
  3. 5 formas de reducir el downtime en la industria manufacturera

El downtime puede parecer inevitable y cuando sucede, puede causar problemas masivos, afectar a la producción y provocar mucho estrés. Sin embargo, el downtime no tiene por qué ser un problema si implementas algunas estrategias para mantenerlo al mínimo y lo programas para que se produzca en el momento que más te convenga. Continúa leyendo para descubrir cómo reducir el downtime en tu empresa.  

Tipos de mantenimiento industrial

Independientemente de que tengas un plan formal implementado, o no, el mantenimiento en un ambiente de manufacturación es inevitable. Las estrategias de mantenimiento industrial generalmente se incluyen en alguna de las siguientes categorías.

Mantenimiento correctivo

Se trata de la forma más simple de mantenimiento, ya que requiere poca gestión de mantenimiento. Cuando algo se estropea o se informa del fallo de una pieza del equipo, simplemente se repara. En un mundo ideal, el mantenimiento correctivo siempre se evitaría con un buen sistema de mantenimiento preventivo, sin embargo, en el mundo real, el mantenimiento correctivo todavía es necesario, ya que es muy difícil predecir todas las eventualidades que pueden causar un fallo. 

Mantenimiento preventivo 

El mantenimiento preventivo implica implementar planes para evitar que se produzcan problemas. Por ejemplo, programar la lubricación de una máquina, conocer la vida útil de las piezas para estimar el tiempo de caducidad o, simplemente, reemplazar todas las bombillas de las instalaciones de forma regular. Si utilizas técnicas de mantenimiento preventivo, puedes evitar fallos inesperados que pueden suceder en los momentos más inoportunos, causando downtime y situaciones potencialmente peligrosas. 

Mantenimiento basado en condición 

El mantenimiento basado en condición requiere la supervisión del equipamiento para garantizar que todo funciona dentro de los parámetros correctos. Antiguamente, esta podía ser una tarea que requería mucho tiempo y que implicaba verificar físicamente toda la maquinaria para monitorear la temperatura, los niveles de vibración, etc.

Sin embargo, actualmente, los sensores inteligentes de los dispositivos IoT pueden transmitir estos datos para ser analizados en tiempo real y avisar de cualquier cosa que esté fuera de lo normal y requiera de mayor atención. Es un sistema especialmente útil cuando un fallo puede causar un riesgo severo, como un calor extremo que pueda producir una explosión. Cuando un sistema inteligente encuentra un problema, suena la alarma y se apaga la máquina automáticamente.  

Mantenimiento predictivo 

El mantenimiento predictivo es un paso más allá, ya que utiliza los datos procedentes de diferentes fuentes para hacer predicciones precisas sobre el mantenimiento y la gestión de activos. Cuantos más datos, mejores son los pronósticos, por lo que la combinación de diferentes fuentes es lo más beneficioso. Pueden ser datos procedentes de sensores inteligentes de IoT, datos históricos relacionados con maquinarias y otros activos, así como datos de los fabricantes u otras fuentes externas.

Para realizar el mantenimiento predictivo de un proceso de fabricación, se introducen todos estos datos en Predictto, un sistema informático que utiliza la inteligencia artificial y el aprendizaje automático de forma experta para crear una Plataforma Inteligente de Mantenimiento que ofrece un acceso fácil e intuitivo a diferentes informes que pueden transformar tus rutinas de mantenimiento.

Apúntate al congreso Héroes del Mantenimiento

¿Qué es el downtime y cuáles son sus causas?

El downtime se traduce como «tiempo de inactividad» y consiste en cualquier momento en el que el proceso de producción de una empresa se detiene. Puede ser un downtime planeado, como programar que una línea de producción se detenga para realizar una reparación o actualización, o un downtime no planificado causado por diversos factores como un corte de energía, un fallo de maquinaria o, incluso, un desastre natural. 

Cualquier tipo de downtime puede tener resultados desastrosos. Evidentemente, cada minuto que tu empresa no está funcionando te cuesta dinero. Los miembros de tu personal están parados sin hacer nada y es probable que no cumplas con los plazos estipulados. Esto no ayudará a tu reputación. Tus clientes pueden dejar de confiar en ti y buscar a otra empresa entre tu competencia. 

El downtime no planificado puede producirse por diferentes circunstancias y puede ser difícil de mitigar por diversos motivos. La causa más común de downtime es el error humano. Algo tan simple como el corte accidental de energía en una máquina o utilizar una pieza del equipo de forma incorrecta pueden producir downtime.

También puede deberse a un fallo del propio sistema. Por ejemplo, una máquina puede tener una pieza defectuosa o el sistema de software puede tener fallos o estar configurado incorrectamente. Además, la empresa puede paralizarse por un ataque cibernético, un corte de energía, una inundación o un incendio.   

Tipos de downtime

Cuanto más analices de cerca el impacto del downtime, más consecuencias descubrirás. Los efectos tangibles son aquellos que son evidentes. Cuando una línea de producción se detiene, no se está fabricando nada y, por lo tanto, hay una pérdida de ingresos. Aunque el personal no trabaje, continuará cobrando su sueldo.

Si tu empresa utiliza materiales perecederos, como productos alimenticios de corta duración, seguramente se producirá un gran desperdicio. Por otro lado, el downtime también produce costes intangibles como el impacto en tu reputación, el efecto negativo en la moral de tus empleados y el aumento de los niveles de estrés de cualquier persona relacionada con tu empresa.  

5 formas de reducir el downtime en la industria manufacturera

Evidentemente, el downtime tiene un importante efecto negativo en cualquier actividad de manufacturación, así que echemos un vistazo a algunas de las formas en que puedes reducirlo.

Asegúrate de que tu personal está bien capacitado 

El error humano es una de las principales causas de downtime. En muchas de las grandes empresas de manufacturación, trabajan miles de personas y solo es necesario que uno de estos empleados cometa un error para que la actividad pueda paralizarse.

La clave para evitarlo es una capacitación completa, regular y de calidad. Las evaluaciones del personal pueden ser muy beneficiosas, ya que ofrecen la oportunidad de que los trabajadores hablen abiertamente sobre cualquier inquietud que tengan relacionada con su capacitación o con los sistemas de mantenimiento, lo que puede generar información relevante.

Utiliza un buen sistema de mantenimiento preventivo

Utilizar un sistema avanzado de gestión de mantenimiento preventivo capaz de predecir con precisión y anticipación los problemas de mantenimiento puede marcar la diferencia. Si puedes adelantarte a un fallo, puedes prepararte antes de que se produzca o incluso prevenirlo. Elige un sistema conocido y que sea utilizado por grandes corporaciones alrededor del mundo. Si eliges Predictto, puedes estar seguro de que has tomado la mejor decisión, ya que utiliza la tecnología más avanzada de inteligencia artificial y aprendizaje automático para ofrecer la información más importante y precisa posible.   

Respeta tu programa de mantenimiento

Tener un plan para las tareas regulares de mantenimiento es una buena idea, pero, además, tienes que cumplirlo estrictamente. Desviarse del camino y utilizar atajos puede llevar al fracaso y nadie sabrá el porqué, ya que el plan parecía muy sólido. Los planes y horarios deben ser claros y el personal que realiza el mantenimiento debe estar bien informado sobre sus obligaciones. El trabajo debe revisarse y verificarse para que no se olvide nada ni haya descuidos. 

Utiliza dispositivos IoT de monitoreo 

Puedes obtener una gran cantidad de información adicional si utilizas dispositivos IoT que introducen sensores dentro de la propia máquina para monitorear factores como la temperatura, la vibración, el nivel de flujo y mucho más. Si se supervisan estos datos a lo largo del tiempo, puede establecerse un rango de operación normal para detectar cualquier fluctuación.

Así, se señala instantáneamente cualquier cambio repentino fuera de los niveles normales. Además, puede controlarse cualquier cambio a más largo plazo, como el desgaste de una pieza, y utilizar esta información para el mantenimiento preventivo.

Programa el downtime en el momento oportuno 

En ocasiones, pueden producirse momentos en que es absolutamente necesario cerrar la línea de producción: reparaciones, actualizaciones o cualquier tipo de producción de mantenimiento regular.  Puede ser sencillo programar el downtime para que se produzca por la noche o los fines de semana. Sin embargo, muchas empresas de manufacturación operan 24 horas al día, por lo que programar el tiempo de downtime puede ser más complejo.

En este caso, pueden utilizarse los datos sobre los niveles de producción y los plazos de los pedidos para establecer el periodo de inactividad en el momento más adecuado y con menos impacto. 

No se seleccionó un video

Selecciona un tipo de video en la barra lateral.