Tipos de mantenimiento en empresas de transporte

 

¿Qué encontrarás en este artículo?

  1. Importancia del mantenimiento en empresas de transporte
  2. Tipos de mantenimiento que se realizan en los vehículos
  3. Claves para evitar averías en vehículos en el día a día
  4. Digitaliza tu plan de mantenimiento con Fracttal One

Aprovecha todos los beneficios de contar con una plataforma de mantenimiento para empresas de transporte y conseguir un mantenimiento eficiente que te permita mantener tu flota de vehículos en perfectas condiciones. En el blog de hoy, te explicamos qué tipos de mantenimientos son los más adecuados en el área de la logística y el transporte y sus características.

Hay diferentes tipos de mantenimiento que se pueden llevar a cabo en una empresa de transporte, pero sin duda, el más importante es el preventivo, ya que minimiza los problemas ocasionados por cualquier avería en los vehículos, por ello, es importante conocer tanto el tipo de mantenimiento cómo la manera de llevarlo a cabo de la forma más eficiente.

Importancia del mantenimiento en empresas de transporte 

El mantenimiento de los vehículos que pertenecen a la flota es una actividad primordial en la industria 5.0, ya que de ellos depende la viabilidad de la compañía, al ser su activo fundamental por el servicio que ofrece la empresa. No importa si ese transporte se dedica a trasladar materias primas entre almacenes o al cliente final, en cualquier caso no se pueden permitir demoras que obstaculicen el flujo de mercancías. 

El mantenimiento en empresas de transporte está caracterizado por ser:

  • Importante: es una tarea que no puede ni debe posponerse. 
  • Preventivo: para actuar antes de que los vehículos dejen de funcionar. 
  • Integrado: todos los departamentos de la empresa deben tenerlo como una cuestión prioritaria. 

 

Tipos de mantenimiento que se realizan en los vehículos 

El mantenimiento forma parte de la estructura de la empresa, por eso todos los departamentos deben tener claro que es vital que los vehículos sigan un mantenimiento estricto para no producir cortes en el desempeño de la compañía, disminuir costes, afianzar la seguridad de los conductores y alargar la vida útil de los vehículos. 

  • Mantenimiento diario: estos se refieren a los que lleva a cabo el conductor con una serie de chequeos: estado de los neumáticos, luces, limpiaparabrisas, aire acondicionado, calefacción, niveles de aceite, anticongelante, fluidos, líquidos de freno, chequeo de pérdidas, documentación, extintores, equipo de sonido, etc. 

Hay otras tareas de limpieza que si no las realiza el conductor la hace un personal especializado que se encarga de dejar los vehículos impolutos. 

  • Mantenimiento semanal: este sobre todo se dedica a la limpieza de cristales, maletero, etc., y suele llevarlo a cabo personal encargado con herramientas concretas (aspiradora) para hacer limpiezas más exhaustivas como las de la tapicería o los bajos.

  • Mantenimiento programado: el fabricante determina unos plazos concretos dependiendo del modelo y de otras características como el motor. Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de determinar el mantenimiento de un vehículo son las circunstancias mediante las que circula o si se utiliza más o menos. 

Dentro de los mantenimientos programados también hay que tener en cuenta los de La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) que hay que pasar cada cierto periodo de tiempo y por lo cual hay que asegurarse que el vehículo se encuentra perfectamente y cumple con todos los requisitos exigidos. 

Los tipos de mantenimiento de vehículos también se pueden diferenciar por el momento en el que se ponen en marcha, por eso podemos distinguir: 

  • Mantenimiento reactivo correctivo: este se efectúa cuando los vehículos empiezan a presentar algún tipo de fallo, pero, sin embargo, siguen funcionando. Se lleva a cabo para detectar cuál es el desperfecto y evitar que termine de funcionar completamente. 

  • Mantenimiento reactivo proactivo: es aquel que tras averiguar qué pieza está dando el error, lo corrige. De esta manera se ataja el origen del fallo.

  • Mantenimiento de averías: como su propio nombre indica, este mantenimiento es el que se encarga de arreglar un vehículo cuando ha dejado de funcionar, por lo que este está totalmente inmovilizado.  

  • Mantenimiento de ejecución hasta fallas: se sigue usando el vehículo hasta que deja de funcionar, pero no se le somete a ningún tipo de reparación. Por supuesto en el caso de los vehículos hay que tener en cuenta de que en ningún caso esa avería puede comprometer la seguridad del conductor o de otras personas que circulen por la carretera. 

  • Mantenimiento de emergencia: en este caso, la avería ocurre sin previo aviso y por lo tanto hay que tratarla de urgencia, lo cual puede implicar que la salud del conductor y otras personas puede estar en peligro, ya que no se han podido tomar las medidas de seguridad adecuadas.  

Aunque el mantenimiento preventivo está ideado precisamente para evitar y prever cualquier tipo de fallo, hay ocasiones en las que es del todo imposible prevenirlo y por lo tanto, será necesario el mantenimiento reactivo. Los costes de un mantenimiento de este tipo comportan el triple de gastos que un mantenimiento preventivo.

1200x172-el-comienzo-hacia-un-mantenimiento-mas-inteligente

Claves para evitar averías en vehículos en el día a día

La principal clave para mantener los vehículos en perfectas condiciones es que todos los departamentos de la compañía se involucren, sobre todo los conductores que son quienes pueden saber de primera mano si el vehículo rinde como debería. Para ello los conductores tienen que tener el conocimiento y formación adecuados que les permita identificar posibles fallos, así como las técnicas para mantener los vehículos en perfectas condiciones. 

Una de las personas que deben estar al tanto del estado de la flota de transporte es el Jefe de Taller, ya que es quien se encarga de llevar a cabo el mantenimiento, junto con su equipo, y de transmitir al departamento correspondiente las medidas a tomar en el caso de que se encuentre con algún vehículo en un estado deficiente. Además, el Jefe de Taller analiza el rendimiento de los vehículos para comprobar que consecuencias ha tenido la reparación de alguna pieza y el tiempo que ha estado inmovilizado por solucionar alguna avería. El jefe de taller debe ser una persona altamente cualificada que sepa gestionar la flota y manejar los equipos encargados del buen funcionamiento de los vehículos. 

Otra de las claves para evitar averías es contar con un sistema de mantenimiento preventivo que supervise y controle los riesgos. Con este tipo de herramientas se analizan los activos de la empresa de transporte de una forma fácil y eficaz, ayudando a tomar decisiones rápidamente que repercuten en un menor coste en el mantenimiento de la flota de vehículos. Nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente permite automatizar las tareas, con lo cual se pueden diseñar estrategias adaptadas a las necesidades y objetivos del negocio.

Digitaliza tu plan de mantenimiento con Fracttal One 

Para eludir cualquier tipo de fallo en la flota de transporte de una empresa lo mejor es que se lleve a cabo un plan de mantenimiento preventivo, que sin duda minimizará la posibilidad de que ocurra una avería imprevista y por lo tanto incrementará la rentabilidad de la compañía y aumentará la seguridad del equipo humano. 

Si surgen dudas sobre cómo diseñar ese plan de mantenimiento inteligente, con Fracttal One, nuestro software de gestión de mantenimiento, es muy sencillo, puedes solicitar una demo para conocer cómo funciona en el formulario que encontrarás, al final de esta página.

 

Fracttal es la Plataforma de Mantenimiento Inteligente para empresas de transporte

arrow_back

Tipos de mantenimiento en empresas de transporte

 

¿Qué encontrarás en este artículo?

  1. Importancia del mantenimiento en empresas de transporte
  2. Tipos de mantenimiento que se realizan en los vehículos
  3. Claves para evitar averías en vehículos en el día a día
  4. Digitaliza tu plan de mantenimiento con Fracttal One

Aprovecha todos los beneficios de contar con una plataforma de mantenimiento para empresas de transporte y conseguir un mantenimiento eficiente que te permita mantener tu flota de vehículos en perfectas condiciones. En el blog de hoy, te explicamos qué tipos de mantenimientos son los más adecuados en el área de la logística y el transporte y sus características.

Hay diferentes tipos de mantenimiento que se pueden llevar a cabo en una empresa de transporte, pero sin duda, el más importante es el preventivo, ya que minimiza los problemas ocasionados por cualquier avería en los vehículos, por ello, es importante conocer tanto el tipo de mantenimiento cómo la manera de llevarlo a cabo de la forma más eficiente.

Importancia del mantenimiento en empresas de transporte 

El mantenimiento de los vehículos que pertenecen a la flota es una actividad primordial en la industria 5.0, ya que de ellos depende la viabilidad de la compañía, al ser su activo fundamental por el servicio que ofrece la empresa. No importa si ese transporte se dedica a trasladar materias primas entre almacenes o al cliente final, en cualquier caso no se pueden permitir demoras que obstaculicen el flujo de mercancías. 

El mantenimiento en empresas de transporte está caracterizado por ser:

  • Importante: es una tarea que no puede ni debe posponerse. 
  • Preventivo: para actuar antes de que los vehículos dejen de funcionar. 
  • Integrado: todos los departamentos de la empresa deben tenerlo como una cuestión prioritaria. 

 

Tipos de mantenimiento que se realizan en los vehículos 

El mantenimiento forma parte de la estructura de la empresa, por eso todos los departamentos deben tener claro que es vital que los vehículos sigan un mantenimiento estricto para no producir cortes en el desempeño de la compañía, disminuir costes, afianzar la seguridad de los conductores y alargar la vida útil de los vehículos. 

  • Mantenimiento diario: estos se refieren a los que lleva a cabo el conductor con una serie de chequeos: estado de los neumáticos, luces, limpiaparabrisas, aire acondicionado, calefacción, niveles de aceite, anticongelante, fluidos, líquidos de freno, chequeo de pérdidas, documentación, extintores, equipo de sonido, etc. 

Hay otras tareas de limpieza que si no las realiza el conductor la hace un personal especializado que se encarga de dejar los vehículos impolutos. 

  • Mantenimiento semanal: este sobre todo se dedica a la limpieza de cristales, maletero, etc., y suele llevarlo a cabo personal encargado con herramientas concretas (aspiradora) para hacer limpiezas más exhaustivas como las de la tapicería o los bajos.

  • Mantenimiento programado: el fabricante determina unos plazos concretos dependiendo del modelo y de otras características como el motor. Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de determinar el mantenimiento de un vehículo son las circunstancias mediante las que circula o si se utiliza más o menos. 

Dentro de los mantenimientos programados también hay que tener en cuenta los de La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) que hay que pasar cada cierto periodo de tiempo y por lo cual hay que asegurarse que el vehículo se encuentra perfectamente y cumple con todos los requisitos exigidos. 

Los tipos de mantenimiento de vehículos también se pueden diferenciar por el momento en el que se ponen en marcha, por eso podemos distinguir: 

  • Mantenimiento reactivo correctivo: este se efectúa cuando los vehículos empiezan a presentar algún tipo de fallo, pero, sin embargo, siguen funcionando. Se lleva a cabo para detectar cuál es el desperfecto y evitar que termine de funcionar completamente. 

  • Mantenimiento reactivo proactivo: es aquel que tras averiguar qué pieza está dando el error, lo corrige. De esta manera se ataja el origen del fallo.

  • Mantenimiento de averías: como su propio nombre indica, este mantenimiento es el que se encarga de arreglar un vehículo cuando ha dejado de funcionar, por lo que este está totalmente inmovilizado.  

  • Mantenimiento de ejecución hasta fallas: se sigue usando el vehículo hasta que deja de funcionar, pero no se le somete a ningún tipo de reparación. Por supuesto en el caso de los vehículos hay que tener en cuenta de que en ningún caso esa avería puede comprometer la seguridad del conductor o de otras personas que circulen por la carretera. 

  • Mantenimiento de emergencia: en este caso, la avería ocurre sin previo aviso y por lo tanto hay que tratarla de urgencia, lo cual puede implicar que la salud del conductor y otras personas puede estar en peligro, ya que no se han podido tomar las medidas de seguridad adecuadas.  

Aunque el mantenimiento preventivo está ideado precisamente para evitar y prever cualquier tipo de fallo, hay ocasiones en las que es del todo imposible prevenirlo y por lo tanto, será necesario el mantenimiento reactivo. Los costes de un mantenimiento de este tipo comportan el triple de gastos que un mantenimiento preventivo.

1200x172-el-comienzo-hacia-un-mantenimiento-mas-inteligente

Claves para evitar averías en vehículos en el día a día

La principal clave para mantener los vehículos en perfectas condiciones es que todos los departamentos de la compañía se involucren, sobre todo los conductores que son quienes pueden saber de primera mano si el vehículo rinde como debería. Para ello los conductores tienen que tener el conocimiento y formación adecuados que les permita identificar posibles fallos, así como las técnicas para mantener los vehículos en perfectas condiciones. 

Una de las personas que deben estar al tanto del estado de la flota de transporte es el Jefe de Taller, ya que es quien se encarga de llevar a cabo el mantenimiento, junto con su equipo, y de transmitir al departamento correspondiente las medidas a tomar en el caso de que se encuentre con algún vehículo en un estado deficiente. Además, el Jefe de Taller analiza el rendimiento de los vehículos para comprobar que consecuencias ha tenido la reparación de alguna pieza y el tiempo que ha estado inmovilizado por solucionar alguna avería. El jefe de taller debe ser una persona altamente cualificada que sepa gestionar la flota y manejar los equipos encargados del buen funcionamiento de los vehículos. 

Otra de las claves para evitar averías es contar con un sistema de mantenimiento preventivo que supervise y controle los riesgos. Con este tipo de herramientas se analizan los activos de la empresa de transporte de una forma fácil y eficaz, ayudando a tomar decisiones rápidamente que repercuten en un menor coste en el mantenimiento de la flota de vehículos. Nuestra Plataforma de Mantenimiento Inteligente permite automatizar las tareas, con lo cual se pueden diseñar estrategias adaptadas a las necesidades y objetivos del negocio.

Digitaliza tu plan de mantenimiento con Fracttal One 

Para eludir cualquier tipo de fallo en la flota de transporte de una empresa lo mejor es que se lleve a cabo un plan de mantenimiento preventivo, que sin duda minimizará la posibilidad de que ocurra una avería imprevista y por lo tanto incrementará la rentabilidad de la compañía y aumentará la seguridad del equipo humano. 

Si surgen dudas sobre cómo diseñar ese plan de mantenimiento inteligente, con Fracttal One, nuestro software de gestión de mantenimiento, es muy sencillo, puedes solicitar una demo para conocer cómo funciona en el formulario que encontrarás, al final de esta página.

 

Fracttal es la Plataforma de Mantenimiento Inteligente para empresas de transporte