Crea y aplica un sistema de planificación y control en 7 pasos

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. Define sus objetivos
  2. Define sus activos
  3. Establece calendarios de mantenimiento
  4. Asigna tareas y mantén registros
  5. Elije las herramientas adecuadas
  6. Recopila y analiza datos
  7. Revisa y ajusta según sea necesario

Como director de mantenimiento, una de tus principales preocupaciones es garantizar que todos los activos de la empresa estén bien mantenidos y en óptimas condiciones de funcionamiento. Para ello, necesitas contar con un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento (PCM).

El mantenimiento es vital para el éxito de cualquier industria o negocio. Una máquina bien engrasada, por así decirlo, es crucial para satisfacer la demanda de los consumidores y garantizar que los productos o servicios se entreguen a tiempo. Aquí es donde entra en juego el sistema PCM. Al crear y adherirse a un sistema PCM, puedes lograr un mejor rendimiento de tu equipo de mantenimiento y evitar interrupciones en las operaciones de tu empresa.

La implementación de un sistema de PCM puede ser beneficiosa para cualquier organización, pero es especialmente importante para aquellas en industrias donde el tiempo de inactividad no es una opción, como la atención médica donde está en juego la salud de los pacientes.

El sistema PCM se encarga de documentar todas las actividades de mantenimiento, establecer los calendarios y asignar las tareas a los empleados. También es la referencia para solucionar cualquier problema que pueda surgir. En resumen, un sistema PCM bien gestionado es esencial para mantener el equipo y la maquinaria de su empresa funcionando sin problemas.

Echemos un vistazo más de cerca a cómo crear e implementar un sistema PCM para un rendimiento óptimo en 7 pasos.

Paso 1: Define tus objetivos

El primer paso para crear un sistema PCM es definir tus objetivos organizacionales. ¿Qué esperas lograr exactamente al implementar el sistema PCM? ¿Quieres reducir el tiempo de inactividad? ¿Aumentar la eficiencia? ¿Adelantarte a los problemas potenciales? Una vez que hayas respondido estas preguntas, tendrás una mejor idea de cuáles deberían ser sus objetivos específicos. Aquí tenemos algunos ejemplos para diferentes sectores industriales:

Energía

  • Reducir el tiempo de inactividad.
  • Maximizar el tiempo de funcionamiento.
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos. 
  • Minimizar el impacto medioambiental.
  • Reducir el consumo de energía.
  • Optimizar el rendimiento de la planta.
  • Garantizar la seguridad del personal y del público. 

Hoteles 

  • Minimizar las molestias de los huéspedes causadas por el mantenimiento.
  • Garantizar que todos los equipos estén operativos en los periodos de máxima afluencia.
  • Proteger la reputación del hotel proporcionando un entorno limpio y ordenado.
  • Realizar un mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos y reducir los costes de reparación.
  • Gestionar los recursos (agua, energía, suministros de limpieza) de forma eficiente.

Transporte 

  • Reducir el tiempo de inactividad y la pérdida de ingresos por fallos en los vehículos.
  • Mantener un sistema de transporte seguro y fiable para pasajeros y mercancías. 
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los vehículos, reducir los costes de reparación y mejorar la seguridad.
  • Maximizar la eficiencia de los sistemas de transporte mediante el uso de la tecnología (seguimiento en tiempo real de los vehículos, etc.) 
  • Optimizar el uso de los recursos (combustible, energía).

Salud

  • Garantizar la seguridad del paciente en todo momento. 
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos y reducir la necesidad de reparaciones.
  • Maximizar la eficiencia del personal médico y de las instalaciones reduciendo el tiempo de inactividad.

Servicios

  • Asegurar la satisfacción del cliente proporcionando un servicio de calidad en el momento oportuno.
  • Proporcionar una recuperación oportuna del servicio en caso de fallo inesperado.

Nueva llamada a la acción

Paso 2: Define tus activos

El siguiente paso para crear un sistema PCM es hacer un inventario de todos los activos de tu empresa. Esto incluye todo, desde edificios y vehículos hasta maquinaria y equipos. Una vez que tengas una lista completa de sus activos, puedes empezar a clasificarlos por tipo e importancia (criticidad).

Un ejemplo simplificado de definición y clasificación de activos por criticidad en la industria energética podría ser el siguiente:

Alta criticidad 

  • Turbinas de gas 
  • Transformadores de potencia 
  • Líneas de distribución 
  • Tanques de almacenamiento 
  • Tuberías 

Criticidad media 

  • Generadores 
  • Salas de control 
  • Equipos de trabajo 

Criticidad baja 

  • Edificios de oficinas 
  • Vehículos

Paso 3: Establece calendarios de mantenimiento

Una vez que hayas categorizado sus activos, puedes establecer calendarios de mantenimiento regulares. Estos pueden ser semanales, mensuales o incluso trimestrales, según el tipo de activo y su importancia para tus operaciones

Nota importante: asegúrate de incluir algún tiempo de amortiguación (buffer) en tus calendarios en caso de que se necesiten reparaciones imprevistas. No querrás que tus empleados trabajen las 24 horas del día para cumplir con los plazos. Considera también los tiempos de recolección de herramientas y recambios en el taller, así como posibles tiempos de desplazamiento cuando el mantenimiento se requiera en zonas alejadas.

Un ejemplo simplificado del calendario de mantenimiento en la industria del transporte podría ser el siguiente:

Semanalmente: Revisar la flota en busca de problemas y hacer las reparaciones necesarias

Mensualmente: Inspeccionar los neumáticos, los frenos y otros elementos de seguridad críticos

Trimestralmente: cambie el aceite y realice otras puestas a punto importantes

Paso 4: Asigna tareas y mantén registros

El siguiente paso es asignar tareas específicas a los empleados y mantener registros de todo el trabajo realizado. Esto te ayudará a llevar la cuenta de lo que hay que hacer y cuándo hay que hacerlo. También te resultará útil si surge algún problema que deba resolverse.  La comunicación abierta entre los empleados y los directivos es clave aquí para asegurarse de que todos están en la misma página.

Las tareas en la industria hotelera pueden ser generales o específicas, dependiendo de las necesidades de la propiedad. En general, las tareas de mantenimiento preventivo a asignar pueden incluir:

  • Comprobar y cambiar los filtros de aire
  • Limpiar las rejillas de ventilación y los registros
  • Inspeccionar los extintores y los detectores de humo
  • Lubricar las bisagras y los herrajes de las puertas
  • Comprobar la presión del agua en los sistemas de rociadores contra incendios
  • Comprobar el alumbrado de emergencia

Algunas tareas más específicas podrían incluir:

  • Cambiar las bombillas de las habitaciones de los huéspedes y de las zonas comunes
  • Limpiar alfombras y tapicerías
  • Pulir los muebles
  • Lavar ventanas

Paso 5: Elije las herramientas adecuadas

El siguiente paso es elegir las herramientas adecuadas para recopilar datos sobre el rendimiento de tus empleados y de tu maquinaria. En general, un buen software de gestión de mantenimiento es una herramienta que te facilitará mucho el trabajo, ya que te permitirá realizar tus operaciones de mantenimiento en una sola plataforma, desde cualquier dispositivo y con toda la información disponible directamente desde la nube con una visualización ágil y simple en un panel que podrá personalizar según sus necesidades.


Para recopilar datos y monitorizar su maquinaria hay muchos tipos diferentes de sensores disponibles en el mercado, por lo que es importante elegir aquellos que sean compatibles con tu equipo y que satisfagan tus necesidades específicas. Una vez que hayas seleccionado los sensores correctos, deberás instalarlos en su maquinaria.

Paso 6: Recopilar y analizar datos

Una vez que el software CMMS/GMAO y los sensores estén instalados, podrás comenzar a recopilar datos sobre el rendimiento de sus empleados y de tu maquinaria. Estos datos se almacenarán en una ubicación central donde el personal autorizado puede acceder a ellos. Es importante tener a alguien en el personal que sea responsable de analizar estos datos para que los problemas potenciales puedan identificarse y abordarse de manera oportuna. Sin embargo, existen soluciones como Fracttal One que te ofrecen informes en tiempo real para simplificar la toma de decisiones.


Por ejemplo, algunos de los datos que podrían recogerse para el mantenimiento industrial en el sector sanitario son:

  • Número de veces que se utiliza una pieza de un tomógrafo
  • Duración de la utilización de la pieza del tomógrafo
  • Número de averías o fallos de funcionamiento que experimenta la pieza del tomógrafo
  • Tiempo que se tarda en reparar la pieza del tomógrafo
  • Cantidad de dinero gastada en la reparación de la pieza del tomógrafo

Paso 7: Revisar y ajustar según sea necesario

Ningún sistema PCM es perfecto, mucho menos en sus inicios. Es por esto que es importante revisarlo regularmente y ajustarlo según sea necesario en función de los comentarios de los empleados y de los cambios en las operaciones de la empresa. Al hacerlo, puede asegurarse de que tu sistema de PCM funcione siempre sin problemas y de que los activos de tu empresa estén siempre bien mantenidos. 


Por ejemplo, puedes encontrar que ciertos sensores no te brindan la información que necesitas o que ciertos procedimientos deben modificarse. Hacer los cambios necesarios ayudará a garantizar que tu estrategia de PCM cumpla con los objetivos de tu organización.

Conclusiones

La creación de un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento es esencial para cualquier empresa que dependa del funcionamiento de tus equipos o maquinaria. Siguiendo los pasos descritos anteriormente, puede desarrollar un sistema adaptado específicamente a las necesidades de tu empresa que mantendrá todo funcionando como un reloj.

Además, si al implementar dicho sistema decides utilizar herramientas como Fracttal One para la gestión, Fracttal X para la recopilación de datos y monitoreo continuo de los activos, y Predictto para tomar decisiones sobre tu planificación de mantenimiento de forma fácil con la ayuda del Machine Learning y la Inteligencia Artificial no solo estarás implementando un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento, sino que estarás implementando todo un sistema de Mantenimiento Inteligente.

Solicita una demo guiada con uno de nuestros especialistas aquí.

arrow_back

Crea y aplica un sistema de planificación y control en 7 pasos

¿Qué vas a encontrar en este artículo?

  1. Define sus objetivos
  2. Define sus activos
  3. Establece calendarios de mantenimiento
  4. Asigna tareas y mantén registros
  5. Elije las herramientas adecuadas
  6. Recopila y analiza datos
  7. Revisa y ajusta según sea necesario

Como director de mantenimiento, una de tus principales preocupaciones es garantizar que todos los activos de la empresa estén bien mantenidos y en óptimas condiciones de funcionamiento. Para ello, necesitas contar con un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento (PCM).

El mantenimiento es vital para el éxito de cualquier industria o negocio. Una máquina bien engrasada, por así decirlo, es crucial para satisfacer la demanda de los consumidores y garantizar que los productos o servicios se entreguen a tiempo. Aquí es donde entra en juego el sistema PCM. Al crear y adherirse a un sistema PCM, puedes lograr un mejor rendimiento de tu equipo de mantenimiento y evitar interrupciones en las operaciones de tu empresa.

La implementación de un sistema de PCM puede ser beneficiosa para cualquier organización, pero es especialmente importante para aquellas en industrias donde el tiempo de inactividad no es una opción, como la atención médica donde está en juego la salud de los pacientes.

El sistema PCM se encarga de documentar todas las actividades de mantenimiento, establecer los calendarios y asignar las tareas a los empleados. También es la referencia para solucionar cualquier problema que pueda surgir. En resumen, un sistema PCM bien gestionado es esencial para mantener el equipo y la maquinaria de su empresa funcionando sin problemas.

Echemos un vistazo más de cerca a cómo crear e implementar un sistema PCM para un rendimiento óptimo en 7 pasos.

Paso 1: Define tus objetivos

El primer paso para crear un sistema PCM es definir tus objetivos organizacionales. ¿Qué esperas lograr exactamente al implementar el sistema PCM? ¿Quieres reducir el tiempo de inactividad? ¿Aumentar la eficiencia? ¿Adelantarte a los problemas potenciales? Una vez que hayas respondido estas preguntas, tendrás una mejor idea de cuáles deberían ser sus objetivos específicos. Aquí tenemos algunos ejemplos para diferentes sectores industriales:

Energía

  • Reducir el tiempo de inactividad.
  • Maximizar el tiempo de funcionamiento.
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos. 
  • Minimizar el impacto medioambiental.
  • Reducir el consumo de energía.
  • Optimizar el rendimiento de la planta.
  • Garantizar la seguridad del personal y del público. 

Hoteles 

  • Minimizar las molestias de los huéspedes causadas por el mantenimiento.
  • Garantizar que todos los equipos estén operativos en los periodos de máxima afluencia.
  • Proteger la reputación del hotel proporcionando un entorno limpio y ordenado.
  • Realizar un mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos y reducir los costes de reparación.
  • Gestionar los recursos (agua, energía, suministros de limpieza) de forma eficiente.

Transporte 

  • Reducir el tiempo de inactividad y la pérdida de ingresos por fallos en los vehículos.
  • Mantener un sistema de transporte seguro y fiable para pasajeros y mercancías. 
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los vehículos, reducir los costes de reparación y mejorar la seguridad.
  • Maximizar la eficiencia de los sistemas de transporte mediante el uso de la tecnología (seguimiento en tiempo real de los vehículos, etc.) 
  • Optimizar el uso de los recursos (combustible, energía).

Salud

  • Garantizar la seguridad del paciente en todo momento. 
  • Mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de los equipos y reducir la necesidad de reparaciones.
  • Maximizar la eficiencia del personal médico y de las instalaciones reduciendo el tiempo de inactividad.

Servicios

  • Asegurar la satisfacción del cliente proporcionando un servicio de calidad en el momento oportuno.
  • Proporcionar una recuperación oportuna del servicio en caso de fallo inesperado.

Nueva llamada a la acción

Paso 2: Define tus activos

El siguiente paso para crear un sistema PCM es hacer un inventario de todos los activos de tu empresa. Esto incluye todo, desde edificios y vehículos hasta maquinaria y equipos. Una vez que tengas una lista completa de sus activos, puedes empezar a clasificarlos por tipo e importancia (criticidad).

Un ejemplo simplificado de definición y clasificación de activos por criticidad en la industria energética podría ser el siguiente:

Alta criticidad 

  • Turbinas de gas 
  • Transformadores de potencia 
  • Líneas de distribución 
  • Tanques de almacenamiento 
  • Tuberías 

Criticidad media 

  • Generadores 
  • Salas de control 
  • Equipos de trabajo 

Criticidad baja 

  • Edificios de oficinas 
  • Vehículos

Paso 3: Establece calendarios de mantenimiento

Una vez que hayas categorizado sus activos, puedes establecer calendarios de mantenimiento regulares. Estos pueden ser semanales, mensuales o incluso trimestrales, según el tipo de activo y su importancia para tus operaciones

Nota importante: asegúrate de incluir algún tiempo de amortiguación (buffer) en tus calendarios en caso de que se necesiten reparaciones imprevistas. No querrás que tus empleados trabajen las 24 horas del día para cumplir con los plazos. Considera también los tiempos de recolección de herramientas y recambios en el taller, así como posibles tiempos de desplazamiento cuando el mantenimiento se requiera en zonas alejadas.

Un ejemplo simplificado del calendario de mantenimiento en la industria del transporte podría ser el siguiente:

Semanalmente: Revisar la flota en busca de problemas y hacer las reparaciones necesarias

Mensualmente: Inspeccionar los neumáticos, los frenos y otros elementos de seguridad críticos

Trimestralmente: cambie el aceite y realice otras puestas a punto importantes

Paso 4: Asigna tareas y mantén registros

El siguiente paso es asignar tareas específicas a los empleados y mantener registros de todo el trabajo realizado. Esto te ayudará a llevar la cuenta de lo que hay que hacer y cuándo hay que hacerlo. También te resultará útil si surge algún problema que deba resolverse.  La comunicación abierta entre los empleados y los directivos es clave aquí para asegurarse de que todos están en la misma página.

Las tareas en la industria hotelera pueden ser generales o específicas, dependiendo de las necesidades de la propiedad. En general, las tareas de mantenimiento preventivo a asignar pueden incluir:

  • Comprobar y cambiar los filtros de aire
  • Limpiar las rejillas de ventilación y los registros
  • Inspeccionar los extintores y los detectores de humo
  • Lubricar las bisagras y los herrajes de las puertas
  • Comprobar la presión del agua en los sistemas de rociadores contra incendios
  • Comprobar el alumbrado de emergencia

Algunas tareas más específicas podrían incluir:

  • Cambiar las bombillas de las habitaciones de los huéspedes y de las zonas comunes
  • Limpiar alfombras y tapicerías
  • Pulir los muebles
  • Lavar ventanas

Paso 5: Elije las herramientas adecuadas

El siguiente paso es elegir las herramientas adecuadas para recopilar datos sobre el rendimiento de tus empleados y de tu maquinaria. En general, un buen software de gestión de mantenimiento es una herramienta que te facilitará mucho el trabajo, ya que te permitirá realizar tus operaciones de mantenimiento en una sola plataforma, desde cualquier dispositivo y con toda la información disponible directamente desde la nube con una visualización ágil y simple en un panel que podrá personalizar según sus necesidades.


Para recopilar datos y monitorizar su maquinaria hay muchos tipos diferentes de sensores disponibles en el mercado, por lo que es importante elegir aquellos que sean compatibles con tu equipo y que satisfagan tus necesidades específicas. Una vez que hayas seleccionado los sensores correctos, deberás instalarlos en su maquinaria.

Paso 6: Recopilar y analizar datos

Una vez que el software CMMS/GMAO y los sensores estén instalados, podrás comenzar a recopilar datos sobre el rendimiento de sus empleados y de tu maquinaria. Estos datos se almacenarán en una ubicación central donde el personal autorizado puede acceder a ellos. Es importante tener a alguien en el personal que sea responsable de analizar estos datos para que los problemas potenciales puedan identificarse y abordarse de manera oportuna. Sin embargo, existen soluciones como Fracttal One que te ofrecen informes en tiempo real para simplificar la toma de decisiones.


Por ejemplo, algunos de los datos que podrían recogerse para el mantenimiento industrial en el sector sanitario son:

  • Número de veces que se utiliza una pieza de un tomógrafo
  • Duración de la utilización de la pieza del tomógrafo
  • Número de averías o fallos de funcionamiento que experimenta la pieza del tomógrafo
  • Tiempo que se tarda en reparar la pieza del tomógrafo
  • Cantidad de dinero gastada en la reparación de la pieza del tomógrafo

Paso 7: Revisar y ajustar según sea necesario

Ningún sistema PCM es perfecto, mucho menos en sus inicios. Es por esto que es importante revisarlo regularmente y ajustarlo según sea necesario en función de los comentarios de los empleados y de los cambios en las operaciones de la empresa. Al hacerlo, puede asegurarse de que tu sistema de PCM funcione siempre sin problemas y de que los activos de tu empresa estén siempre bien mantenidos. 


Por ejemplo, puedes encontrar que ciertos sensores no te brindan la información que necesitas o que ciertos procedimientos deben modificarse. Hacer los cambios necesarios ayudará a garantizar que tu estrategia de PCM cumpla con los objetivos de tu organización.

Conclusiones

La creación de un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento es esencial para cualquier empresa que dependa del funcionamiento de tus equipos o maquinaria. Siguiendo los pasos descritos anteriormente, puede desarrollar un sistema adaptado específicamente a las necesidades de tu empresa que mantendrá todo funcionando como un reloj.

Además, si al implementar dicho sistema decides utilizar herramientas como Fracttal One para la gestión, Fracttal X para la recopilación de datos y monitoreo continuo de los activos, y Predictto para tomar decisiones sobre tu planificación de mantenimiento de forma fácil con la ayuda del Machine Learning y la Inteligencia Artificial no solo estarás implementando un sistema eficaz de planificación y control del mantenimiento, sino que estarás implementando todo un sistema de Mantenimiento Inteligente.

Solicita una demo guiada con uno de nuestros especialistas aquí.