arrow_back

¿Cuáles son los objetivos de la gestión de activos (EAM)?

Desarrollar una gestión de activos eficiente permite optimizar la inversión de capital y los procesos productivos, aumentando la rentabilidad del negocio al anticipar posibles fallas, velar por el uso correcto de los equipos y, en definitiva, mejorar el rendimiento general de la organización.

¿En qué consiste la gestión de activos empresariales (EAM)?

La gestión de activos empresariales o Enterprise Asset Management (EAM) es una práctica orientada a optimizar todo el ciclo de vida de los activos en una organización, con el fin de maximizar su valor y vida útil.

Estas estrategias y sus respectivos métodos son diseñados a la medida de cada organización basándose en el manejo de información precisa sobre los activos físicos e intangibles, por lo que incorporar sistemas computarizados de gestión y mantenimiento son una pieza fundamental.

Los objetivos de la gestión de activos empresariales

El objetivo general de la EAM es crear planes óptimos que permitan gestionar los activos desde una perspectiva estratégica al incorporar variables tecnológicas, ambientales, informáticas y de recursos humanos.

Comúnmente, la gestión de los activos se lleva a cabo bajo las normas ISO 55000 (incluidas 01 y 02), lo que facilita la implementación de procesos estructurados, obteniendo data de gran valor para la toma de decisiones.

Ahora bien, ¿de qué forma optimizar la gestión de los activos? Incorporar un software de EAM permite a las empresas potenciar las labores en el área, impactando de manera positiva en la productividad y fortaleciendo el actuar de las gerencias, que deben distribuir los recursos de manera responsable dependiendo de las necesidades de cada área.

Aunque siempre dependerán de cada organización, algunos de los principales objetivos de la gestión de activos son:

Toma de decisiones basada en evidencia

Utilizar sistemas especializados en el área permite gestionar la data de manera rápida, precisa, automatizada y libre de errores, lo que se traduce en que la información técnica puede ser analizada para la toma de decisiones.

Las gerencias pueden observar la productividad de los activos, predecir reparaciones o sustituciones y estimar el impacto en los balances de caja. 

Sostenibilidad y seguridad

Una estrategia de gestión exitosa contempla una optimización de los recursos como también un plan de mantención, según la propia clasificación jerárquica de los activos. 

La incorporación de un software especializado en la gestión de los activos permite una mejor planificación de las mantenciones tanto predictivas como correctivas, lo que reduce las fallas y alteraciones en la cadena productiva.

Al realizar un seguimiento detallado de los activos es posible incrementar la rentabilidad de los equipos y, desde luego, brindar mayor seguridad para el personal y el entorno.

¿Por qué es fundamental integrar un software de EAM?

Habiendo definido los objetivos de la gestión de activos, el siguiente paso es incorporar una solución tecnológica que permita vincular todos los procesos y equipos, centralizando la data para una mejor toma de decisiones.

Emplear un software como Fracttal permite a tu empresa obtener información precisa en tiempo real, incluso de manera remota, lo que te permitirá tener un monitoreo permanente del rendimiento y estado de los activos, ya sean tangibles o intangibles.

Mejora el desempeño, el retorno sobre la inversión (ROI) y gestiona los riesgos asociados al uso de tus activos con Fracttal, optimizando las operaciones cotidianas y, por ende, la rentabilidad de tus procesos.

No se seleccionó un video

Selecciona un tipo de video en la barra lateral.