arrow_back

¿Cuáles son las diferencias entre un CMMS y un EAM?

Dada la importancia de los equipos y maquinarias en las operaciones productivas y éxito de las empresas, resulta imprescindible implementar software que ayuden a simplificar y optimizar la gestión y mantenimiento de activos. El mercado al respecto es muy amplio (se prevé que llegue a 5.200 millones de dólares en 2024)  y ofrece dos soluciones a menudo confundidas: CMMS EAM.  

La confusión se debe a que ambas soluciones se orientan al mantenimiento y ofrecen prestaciones similares. Sin embargo, consideramos conveniente realizar las aclaraciones pertinentes para que los usuarios puedan elegir con conocimiento de causa.  

¿Qué es el CMMS en mantenimiento? 

Son las siglas de Computerized Maintenance Management System (Sistema Computarizado de Gestión del Mantenimiento). Básicamente, se trata de un software especializado que centraliza la información de mantenciones y simplifica los procesos asociados a dicha labor. 

El núcleo de un sistema computarizado de mantenimiento es su base de datos que organiza sistemáticamente toda la información sobre los activos de la empresa y las operaciones de mantención, incluyendo funcionalidades muy importantes, entre las cuales cabe destacar:  

  • Gestión de órdenes de trabajo.
  • Gestión de inventario.
  • Catálogo de activos.
  • Rutinas de mantenimiento.
  • Indicadores de rendimiento.
  • Control y monitoreo IoT. 

En la práctica, un CMMS ayuda a optimizar la utilización y disponibilidad de equipos físicos como máquinas, maquinaria, infraestructuras de plantas y activos en general.  

¿Qué es un EAM en mantenimiento? 

Son las siglas de Enterprise Asset Management. Se traduce como Gestión de Activos Empresariales, entendida como el conjunto de actividades y sistemas orientados a la administración de activos y equipos operativos a lo largo de su ciclo de vida, considerando el mantenimiento, la planificación y programación, la gestión del trabajo e incluso de la cadena de suministro y las iniciativas medioambientales, de salud y seguridad. 

Un sistema EAM  es una plataforma unificada para gestionar los activos físicos de una empresa desde que son adquiridos hasta que son dados desmantelados. En ese sentido, ofrece capacidades de gestión de mantenimiento, pero tiene en cuenta elementos de importancia como el costo total de propiedad (TCO) de cada uno de los equipos, y brinda una interesante variedad de funciones adicionales para rastrearlos, administrarlos, analizar su desempeño y costos, como: 

  • Gestión de Inventario de Operaciones de Mantenimiento y Reparación (MRO).
  • Gestión de compras, documentos y proyectos.
  • Operaciones.
  • Historiales de reparaciones.
  • Costos de ciclos de vida.
  • Registros de garantías y de auditorías.
  • Gestión de la confiabilidad.
  • Seguridad y cumplimiento.
  • Inteligencia empresarial (BI) para respaldar la planificación estratégica a nivel empresarial. 

Al centralizar todas estas funcionalidades es posible contar con información actualizada en tiempo real, el software puede ser usado por cualquier departamento para el desarrollo de sus tareas, mejorando el rendimiento de la organización a nivel macro. 

En que se diferencian un CMMS y un EAM

En un sistema EAM, el mantenimiento es solo una de sus principales funcionalidades. Sirve para optimizar el desempeño de los activos físicos de la empresa, y cuenta con un enfoque mucho más amplio. Además, incorpora una gran variedad de funcionalidades.   

Las dos soluciones son válidas y eficientes. La elección entre una y otra depende estrictamente de la cantidad de activos de la empresa y necesidades específicas que tenga.  

Sin embargo, en el mercado hay herramientas que combinan capacidades potentes de mantenimiento y gestión de activos, como Fracttal One, una innovadora plataforma que aprovecha las posibilidades que ofrece la Inteligencia Artificial (IA) y el Internet de las Cosas (IoT). 

De esta forma puedes no solo organizar y ejecutar efectivamente las labores de mantenimiento de tus activos al obtener información en tiempo real desde sensores IoT, sino que también lograrás una gestión integral de todo el ciclo de vida de los equipos y maquinaria necesarios para las operaciones cotidianas.