Suscríbete para actualizaciones y noticias de Fracttal 

Certificación, Trazabilidad y Transparencia en el Mantenimiento de Ascensores

En Chile, al menos el 17% de los hogares son departamentos ubicados en edificaciones de altura. Según el censo de 2017, esto equivale a 1.138.062 viviendas.

El catastro del Ministerio de Vivienda y Urbanismo Minvu contempla la existencia de 44.000 ascensores prestando servicio a todas estas viviendas, además de a oficinas, consultorios médicos, centros educativos y empresas en todo el país.

Según datos actualizados por dicho Ministerio, al 23 de septiembre de 2019 solo 19.744 de estos ascensores se encontraban certificados, contraviniendo lo contemplado en la Ley Nº20.296, mejor conocida como ley de ascensores.

¿Por qué es tan importante procurar las certificaciones y cumplir con esta ley?

La certificación de los ascensores es un tema fundamental de seguridad para los usuarios. Solo en Santiago de Chile, los bomberos reciben en promedio tres llamadas diarias relacionadas a personas atascadas en ascensores. Afortunadamente, en la mayoría de los casos son rescatadas sin mayores complicaciones.

Sin embargo, entre las consecuencias que el mal funcionamiento de un ascensor puede ocasionar, existen casos mucho menos afortunados.

El año 1995 fue especialmente crítico en este aspecto. Tan solo en un año, ocurrieron 9 accidentes en los que 10 personas perdieron la vida.

Durante los cinco años comprendidos entre 2003 y 2008, se registraron en Chile al menos 31 accidentes asociados a fallas o mal funcionamiento en ascensores. 13 personas fallecieron y otras tantas resultaron heridas.

En 2014 un joven resultó parapléjico como consecuencia de un fuerte golpe tras subir 33 pisos en 17 segundos, mientras las puertas de la cabina abrían y cerraban descontroladamente entre pisos. Como en muchos otros casos, no fue posible determinar con claridad cuáles fueron las causas de este accidente y, en consecuencia, tampoco fue posible establecer responsabilidades.

En 2018 otra joven vive una experiencia muy similar, cuando la cabina del ascensor que ocupaba se impulsó fuertemente hacia arriba, azotándola contra el techo y dejándola con fuertes contusiones.

En agosto de 2019 dos ascensores se deslizaron desde el piso 7 hasta el 3 en un edificio ubicado al Centro de Santiago. En el accidente 7 personas resultaron con lesiones leves.

También en julio del mismo año, un ascensor colapsó en un edificio residencial de Las Condes por fatiga de los materiales. Aún cuando la administración del inmueble aseguraba que el ascensor contaba con las mantenciones al día, se presumió como causa del accidente la falta de mantenimiento en el sistema de contrapesos.

Evitar este tipo de situaciones tan lamentables, es precisamente la razón por la cuál es primordial realizar un monitoreo frecuente y responsable del estado de los ascensores y de cualquier tipo de transporte vertical, para tener las certificaciones al día y cumplir con la ley.

Certificaciones, mantención responsable y prevención de riesgos

Esta certificación de ascensores, que es básicamente un permiso de funcionamiento y uso, depende del cumplimiento de las siguientes prácticas exigidas por la Ley 20.296 sobre seguridad y funcionamiento de ascensores:

  • Es obligatorio instalar, mantener y certificar los ascensores a través de entidades o empresas debidamente inscritas en el registro especial creado por la Ley. Con ello se busca garantizar la calidad y validez del servicio, partiendo de la premisa de que las empresas inscritas han sido verificadas y cuentan con la capacidad técnica y la experiencia necesarias.
  • Se establece también la obligación de someter los equipos a mantenciones mensuales. Esta obligación recae sobre la administración del edificio, que será la encargada de contactar y contratar los servicios de las empresas calificadas para el cumplimiento de las tareas de mantenimiento requeridas.
  • Estos activos físicos deben ser identificados con un número único, permitiendo al Ministerio de Vivienda y Urbanismo Minvu llevar un registro detallado de cada unidad, su geolocalización y características.
  • Se contempla la entrega de toda la documentación relativa al historial de mantenciones, fallas, certificaciones, accidentes, reparaciones e intervenciones de cada unidad, para ser integradas a los registros del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
  • La certificación deberá renovarse anual o bianualmente, dependiendo de si el inmueble cumple fines de uso doméstico, público o comercial, así como del tráfico que ha de resistir cada unidad. Expirado este lapso prudencial de tiempo, la certificación carecerá de vigencia.

La Ley 20.296 también contempla que, en caso de incumplimiento de la normativa, la responsabilidad judicial y financiera de cualquier daño o perjuicio ocasionado por el mal funcionamiento de los ascensores, recae sobre la administración del inmueble y sobre sus copropietarios.

Trazabilidad y transparencia en la mantención de ascensores

El marco regulatorio que ofrece la Ley 20.296 es un avance enorme para la protección de los usuarios y la prevención de riesgos. Sin embargo, sigue siendo importante preguntarnos cómo podemos garantizar que la ejecución de las tareas de instalación, mantención e intervención de cada ascensor se ejecuten respetando las indicaciones del fabricante, usando los repuestos y herramientas adecuadas y en los lapsos de tiempo correctos.

La clave está en la combinación de dos elementos esenciales; los procedimientos de las tareas a realizar y la tecnología. Los procedimientos porque garantizan una secuencia estructurada y segura de pasos a seguir al momento de ejecutar una mantención, y la tecnología porque nos ayuda a planificar, guiar, confirmar, validar, rastrear y registrar la ejecución de dichos procedimientos. Por lo tanto, la validez real de cualquier certificación de ascensores debería depender precisamente, de la combinación de estos dos elementos.

Ahora más que nunca, la incorporación de soluciones de Software de gestión de mantenimiento CMMS, resulta indispensable para cualquier empresa dedicada a la mantención de ascensores, puesto que les permite organizar sus planes de mantenimiento, garantizar la trazabilidad y la transparencia en la ejecución de sus tareas, así como la recopilación detallada de toda la documentación exigida por la Ley para ser incorporada a la base de datos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Fracttal es el software CMMS/EAM 100% basado en la nube, especialmente diseñado para administrar el mantenimiento de los activos físicos, al tiempo que facilita el trabajo en equipo, la asignación de tareas y órdenes de trabajo, la recopilación y organización de data relevante sobre los ascensores, desde el historial de tareas ejecutadas o pendientes, hasta los materiales, piezas y partes empleadas en cada intervención.

Algunas de las características de Fracttal más usadas por las empresas de mantenimiento de ascensores son:

  • El registro cada tarea de mantenimiento ejecutada en un ascensor.
  • Seguimiento del historial de tareas y fallas de cada unidad de manera individual.
  • Establecimiento de la geolocalización de cada técnico en tiempo real, registrando hora de llegada y hora de partida.
  • Validar la ejecución precisa de cada tarea mediante la captura y registro fotográfico del antes y el después.
  • Registro de la firma electrónica del encargado de administración del inmueble, para validad la supervisión local del trabajo.
  • Colocación de un tag con código QR que le permita al usuario auditar y reportar ante los organismos competentes si dicho ascensor no cuenta con los esquemas de mantenimiento al día, así como verificar que los materiales, piezas y partes utilizados sean los adecuados para una unidad específica.
  • Análisis y registro de los aspectos electromecánicos del aparato en cada mantención.

Con Fracttal también es posible establecer y marcar en tiempo real una lista o secuencia de pasos y aspectos a revisar obligatoria y/o periódicamente en cada mantención como, por ejemplo:

  • Funcionalidad del sistema de emergencia para la realización de maniobras de rescate.
  • Condiciones de la cabina, donde se contemplan el estado del piso, las puertas, el sistema de detección para evitar el cierre de puertas, iluminación, acceso, controles, etc.
  • Estado de los materiales y funcionamiento del sistema de suspensión del ascensor, que se encuentra compuesto por sus cables y poleas.
  • Sala de máquinas y motores.
  • Limitador de velocidad y dispositivo paracaídas.
  • Dispositivo de fin del recorrido, rieles guía, amortiguador, contrapeso.
  • Sistema eléctrico.
  • Pruebas de seguridad, entre otros.

Ya son muchas las empresas dedicadas al servicio de mantenimiento de ascensores que cuentan con nuestra tecnología 100% basada en la nube.

Si perteneces a una empresa de servicio de mantenimiento de ascensores, quieres mejorar tus operaciones y además evitar cualquier multa por no contar con información actualizada y al día, te invitamos a conocer el producto Fracttal Lift, allí podrás solicitar una demo totalmente gratis y ser atendido por nuestros especialistas:

Visita aquí Fracttal Lift

 

  • Capterra top 20 2019
  • Software Advice FrontRunners 2018
  • Software Advice FrontRunners 2019
  • Great User Experience 2018
  • Rising Star 2018
  • Capterra User Reviews
  • Compara Software
  • Source Forge Partner 2019
  • Source Forge Write a Review